PENSAR EN POEMA

No intentes leer despacio mi poesía porque yo la escribo rápido, tan rápido como ella me fulmina. No intentes entenderla porque yo la siento tanto indefinida y abstracta como en ocasiones desnuda y puntual. Unas veces es pesada y otras precisa como el corte de un bisturí. En ocasiones grita en silencio y en otras es simplemente muda. Es redonda como una fruta redonda, o arisca como una roca volcánica. Hay días en que me ronronea como una gata y otras que me esquiva, también como una gata. No le busques ni símbolos ni significados porque nace de la inmediatez, de la necesidad y con vocación de alivio. Eso sí, siéntela, porque es del material de las cosas que están vivas lo que me da pie para pensar que es probable que no sea poesía y hasta posible que ni siquiera sea mía.

Teresa Delgado Duque 

INSTANTES

 

Es el minuto exacto en que sé lo que saben todos mis minutos.  Y tú ahí, siempre tan lejano, sin ocupar el latido que te nombra. Como estatua de silencio, sin decirme aún que no son solo palabras, que no es solo tiempo. ..
¿Quién detiene este grano de arena que cae y mientras atraviesa el vacío hasta los otros instantes, es el mismo tiempo? 
¿Quién convence a mi alma de que abandone esa estúpida costumbre de saberte desde todos los siglos?

¿Y quién me arrebata esta incierta certeza que me da la vida? 

 Teresa Delgado © 2012

NOCHE ESTRELLADA.

 

Hilos de plata y azules
enredándose cómplices
como en un lienzo de Vincent.
Breve tejido infinito
reflejado en las pupilas.
Sarpullido de estrellas en el rostro de la noche.
Luna mujer que se asoma,
bruma lejana,

destellos,
viento frío soplando olas serenas,
recuerdos, deseos, recuerdos
barullo, calma, barullo,
poesía, caos, poesía.
¿Ocurrirá todo esto fuera de mi cabeza?
Este trocito de noche se me antoja preñada de ti

que me naces en cada verso.

 

 

 Teresa Delgado © 2014

ENTRENAMIENTO

 

Voy a hacer un curso

de esponjamiento  de nubes,

de hilado de arco iris,

de trenzado de sueños

de encaje de sueños.

Aprenderé a abrillantar caricias,

a engarzar besos

a curtir tu piel.

Imprescindible especializarse

en cosido de jirones

de alma.

Me haré coleccionista de palabras,

voy a aprender a hacer música

y magia.

Aprenderé a escribir latidos,

a escribirte.

Perfeccionaré la técnica

de contarte de un solo cuento

las mil y una noches

y hacer de cada noche un cuento.

Contarte y  que me cuentes las estrellas,

las tablas de multiplicar universos.
Sortearé obstáculos, recorreré incógnitas,
me especializaré en pulir la luna, en recortarla
en recoserla
en colgarla bien.

Aprenderé a morir y nacer y morir

sin tener que olvidar como huele

tu pelo,

como se pierden mis labios en cada poro de ti,

como me hace temblar tu susurro, tu aliento. 
Como acierta cada palabra  el centro exacto de mi alma. 

Mientras tanto,

aprenderé a no soñarte tanto.

Lo juro,

y aprenderé, sobretodo,
 a no ser un sueño tuyo.

 Teresa Delgado © 2013

"La poesía parece ser un puente invisible que enreda las almas sensibles a ellas, desata el espacio y el tiempo y une los pulsos que mueven su propia sangre".

Teresa Delgado © 2011

QUIEN NACE ISLA DEDICADO A CÉSAR ISLA MANRIQUE
Quien nace isla sabe de azules,
siente en blancos,
brilla en soles,
tiembla en volcán.
Quien nace isla sabe de risa,
canta su llanto,
se vuelve nube,
sabe de amar.
Quién nace isla sabe de dunas,
juega con vientos,
ama su tierra,
respeta el mar.
Quien nace isla sabe de espuma,
ondula olas,
guarda secretos,
destila sal.
Quien nace isla recorre el mundo,
crea belleza,
repica isas,
timplea cal.
Quién nace isla…
Se muere isla.

Dedicado a César Isla Manrique
 Teresa Delgado © 2014


 Poema seleccionado para formar parte del poemario colectivo "15 POEMAS A LA TIERRA. HOMENAJE A CESAR MANRIQUE" nacido en el marco del IV Festival Atlántico de Poesía "De Canarias al Mundo". La presentación de dicho poemario tendrá lugar el próximo viernes 10 octubre el la cafetería BlancoSahara, en la calles Sagasta nº 64, a las 20:00 horas.Contaremos una vez más con la maravillosa actuación del cantautor RUBEN RODÍGUEZ.

PALABRAS

 

Se abren compuertas
llueven gotas de sal
vuelan palabras.
 
***
Abrem-se comportas  
chove gotas de sal
voam palavras.

Teresa Delgado © 2013

 

Yo, si tu quieres te beso. Te muerdo los labios hasta que sangres ese veneno tuyo, pero no te prometo que suenen violines, tampoco que te vuelvas sapo y mucho menos que la sangre llegue al río.

Teresa Delgado © 2013

 

UNA NUEVA PRIMAVERA

 

Me quito el gorro,
también los guantes,
cuelgo el abrigo,
guardo las botas.

Escucho trinos
entre los árboles,
suenan flores
y florecen notas.

Salgo corriendo
a ser la brisa,
salgo a jugar
con rayos de sol.

Pido deseos
a las mariquitas,
dibujo en el cielo
un corazón.

Alas de mariposas
me hacen cosquillas,
me vuelvo aroma,
me vuelvo flor.

Sobre azul cielo
con tizas nubes,
me nace un cuento,
me llueven risas.

Dibujo un poema,
canto con voz de niño
esta canción.

¡Cambio por verde
el blanco nieve!
¡Cambio azul frío
por multicolor!

Cambio olor a vainilla
por olor a hierba!
¡Cambio olor a canela
por olor a amor!

Erase pues que se era
una nueva PRIMAVERA.

 

Teresa Delgado.

INVISIBLE

 

Fantaseaba con la idea de que era invisible. El mundo existía tan solo si ella mantenía los ojos abiertos. Una vez los cerraba desaparecían los rostros amables. Si además jugaba a taparse los oídos lo hacían también las voces cálidas. A veces le parecía que nadie podía verla, que nadie escuchaba su voz pequeña, que nadie podía sentirla o entender su idioma. En una ocasión, se escondió debajo de la cama con la perversa intención de aterrar a sus padres y hermanos de ser cierto que alguna vez habían tenido consciencia de ella. La experiencia fue excitante mientras le acompañaron los latidos de un corazón expectante. Mientras contuvo la respiración para no ser descubierta. Su mundo se volvió un mundo de pies calzados de aquí para allá, de pasos que emitían sonidos diferentes, de pasos con prisa, de pasos lentos...De voces que se alejaban y se acercaban, de puertas cerrándose y abriéndose, de misteriosos sonidos por identificar... Cuando despertó ya hacía tanta noche como frío en el suelo de aquel escondite, también hacía lágrimas. En el fondo no le gustó comprobar que efectivamente era invisible.
 Teresa Delgado © 2012

 

ISLAS

 

Islas,
salpicaduras de vida,
estallidos del alma de la tierra,
miradas al cielo desde lo profundo.
Islas,
receptáculo de espumas,
regazos para los navegantes,
excusas del mar, faros de sí mismas.
Islas,
Habitáculos inconclusos,
leves montículos de sueños
pálpitos, respiros, asomos...
Islas,
puntos suspensivos
estrellas oceánicas,
Islas somos tú y yo
que me sé
cuando me reflejo
en tus pupilas
Islas
 Teresa Delgado © 2012
Poema dedicado a  los poetas ,Giovanna Mulas y Gabriel Impaglione que presidieron los actos en torno al festival de poesía "POETAS ENTRE ISLAS, CANARIAS Y CERDEÑA celebrados entre los día 12 al 17 de Septiembre en Gran canaria y Tenerife.

NIÑA ¿QUÉ TE SUCEDE? (Versión, 2012)

 

Si se te pone un sol

en el corazón

calentito, calentito;

se te salen sus rayitos

por la mirada

y te preguntan

¿Niña que te ocurre?

Tú respondes:

“No me ocurre nada”

Si te gusta que amanezca

para verlo

y quieres que sea de noche,

para soñarlo.

Si sientes que cuando estás cerca de él

desaparece el mundo

y cuando estás lejos

todo está cabeza abajo

y te preguntan

¿Niña que te pasa?

Tú respondes:

“Nada me está pasando”

Si se te vuelven música

todas las risas

parece que cuando corres vuelas,

te dan ganas

de querer a todo el mundo

y te preguntan

¿Niña que sucede?

Tu respondes:

“No me sucede nada”

Pero yo sé,

pero tú sabes,

también el sol,

el día, las nubes blancas

las mariposas, las margaritas

cada gota de la lluvia

la espuma de las olas

la luna, la noche estrellada

que lo que ocurre, niña

porque lo veo en tus ojos,

es que estás enamorada.

Fin

Teresa Delgado © 2012

NIÑA ¿QUÉ TE SUCEDE? (nueva versión, 2015)

 

Si se te pone un sol en el corazón

calentito, calentito;

si se te salen por la mirada

 sus rayitos , si te preguntan

¿Niña que te ocurre?

y tú respondes:

"No me ocurre nada"

 

Si te gusta que amanezca para verlo

si quieres que sea de noche para soñarlo.

Si sientes que cuando estás cerca de él

desaparece el mundo

y cuando estás lejos

todo está cabeza abajo,si te preguntan

¿Niña que te pasa?

y tú respondes:

"Nada me está pasando"

 

Si se te vuelven música todas las risas

parece que cuando corres vuelas,

si te dan ganas de querer

a todo el mundo, si te preguntan

¿Niña que sucede?

y tú respondes:

"No me sucede nada"

 

He de decirte niña

que yo sé, que tú sabes,

también el sol, el día, las nubes blancas

las mariposas, las margaritas

cada gota de la lluvia

la espuma de las olas

la luna, la noche estrellada...

He de decirte niña que lo que ocurre,

porque lo escucho en tu pecho

y lo veo en tu mirada 

lo que te está ocurriendo

es que estás enamorada.

 

 Teresa Delgado © 2012

A la luna de Valencia
No se lo digas a nadie
pero como tú ninguna.
No se lo digo a cualquiera

cascabelera.
Cuando apareces colgada
de la noche azul profundo,
nada hay más mágico en el mundo,
nada más cautivador
que mirarte con amor 
y temblando de poesía
viendo, con claro acierto
que no lo entienden los hombres
ni se lo explica la ciencia,
pero no hay luna más bella 
que la luna de Valencia.
Teresa Delgado Duque

 

ME SÍSTOLO, ME DIÁSTOLO

 

Permanezco escondida
tras un latido de tiempo.
No respiro.
Temo una emboscada.
Callo.
Aparezco y desaparezco 
esperando, desesperando
latiendo.
Me sístolo,
me diástolo,
me dueles,
me duelo,
te espero,
me espero.
Lates,
Lato,
Grito,
Enmudezco,
y no escuchas
el pulso que canta
mi tiempo.
Silencio.
Tomo aire,
cierro mis ojos,
escribo el último verso
paso la última página
te muero
me muero.
 Teresa Delgado© 2011

 

EL HIERRO, LA MÁS CHIQUITA.

 

Sobre una casita azul
que caprichoso ondula el viento,
navegan siete latidos,
siete respiros
siete besos.
Poblados por gente buena,
trabajadora y con sueños,
sonrisas de grandes  alas
y dulces aromas isleños.
Islas de sal, lava y sol
Islas fraguadas a fuego.
Siete bocas diferentes
cantando una misma  canción.
Siete sones que al mismo  cielo,
le encogen el corazón.
Suena una chácara,  un timple
suena un silbo y un tambor
una isa, una malagueña,
Suena un silencio
Y de un campesino la voz.
Suena el alisio, suenan las olas
 vuelan gaviotas haciendo guiños
Pero lo que más bello suena
Son las carcajadas
de los niños.
Sobre su casa marina
Siete islas niñas navegan
viento en popa hacia el futuro
El hierro la más chiquita
Se adelanta en lava y fuego
Un abrazo azul la espera
y besos de mar y de cielo.
 Teresa Delgado © 2012

 

LA POESÍA NO SE ESTUDIA

 

La poesía no se estudia,

se expele, se suda, se exhala,

se late, se rompe, se duele...

No es solo de la cabeza,

es lo que resuma el núcleo

de cada célula del alma.

La poesía no cabe en los cuadernos,

no está hecha tan solo de las palabras dichas

porque aquellas que quedaron sin decir también son poesía,

son poesía también los silencios, el deseo, la incertidumbre,

las manos que no nos rozaron son tan poesía

como la saliva del beso primero

como los segundos que te dejaron sin aliento,

aquellos en que las vísceras se revolcaron adentro nuestro

son tan poesía como el latido desbocado de una pluma repleta de versos.

 

Teresa Delgado © 2015

 

DESCONSUELO

 

Todos salieron en busca del pequeño. Ya era de noche cuando lo encontraron en lo alto de la montaña completamente empapado, no por la intensa lluvia sino por su caudaloso llanto. El pobre niño no había logrado saber porqué lloraba de ese modo el cielo y mucho menos consolarlo.

 

Teresa Delgado Duque, 2015

CÓMPLICES

 

Pájaros versos
vuelan lágrimas cómplices
mejillas puentes
labios, promesas, besos
llueve amor y poema


 Teresa Delgado © 2013

 

POEMA PARA MI NIÑA

 

Si mi niña tiene frío,
yo me acerco a su latido,
La arropo,
La arrullo,
le digo: “SOL”
La envuelvo en mi voz.

Si mi niña tiene miedo,
Yo me acerco a su latido,
la acepto,
La contengo,
le digo: "BELLEZA"
La envuelvo en mi respiro.

Si mi niña tiene llanto,
yo me acerco a su latido,
la enjugo,
la consuelo,
le digo "SONRISA"
La envuelvo en mi ternura.

Si mi niña tiene soledad,
yo me acerco a su latido,
la abrazo,
la acompaño.
Le digo "MARIPOSAS"
La envuelvo en mis caricias.

Si mi niña se ha perdido,
yo la espero
la recibo,
le recuerdo su voz
sus alas,
sus sueños.
La guío
le digo "AMOR",
me acerco a su latido
Y latimos juntas.
Teresa Delgado © 2011

DESDE EL PRINCIPIO...

 

Desde el principio
fuimos chispa del mundo
y velo de Isis
beso y saliva eternos
tú y yo en una sola alma.

Teresa Delgado © 2013

MUJER ISLA
Me erosiono inevitablemente como estas montañas de mi tierra, me vuelvo escarpada, inaccesible como mis acantilados. Honda como los barrancos que son mis venas y abierta al mar que me circunda. Tengo conciencia de lo abisal. A veces siento sobre mi cabeza una espesa maraña de nubes y a mi mirada la nubla un tul amarillo y desertico. Otras me muestro franca, ligera y azul como un cielo de verano. Soy diferente como mi acento y ya no me apetece escuchar cualquier idioma. Me vuelvo contemplativa en las noches que cuajan los alisios de humedad y mis ojos de estrellas. Sé de donde vengo y de todo el magma que puebla mis entrañas y mis manos. Amo los silencios, aborrezco el estruendo si no es el golpe seco y rodado de las olas del norte contra las rocas. No me olvido de que fui volcán ni de mi vocación de salpicar la luna, tampoco de que soy una isla.
Teresa Delgado © 2017

RELOJES

 

Atravieso los bosques para regresar
al primer paso.
A golpe de latido marco mi sendero.
Zigzaguea ante mis ojos un poema sinuoso.
Llegar, es emprender un tiempo nuevo 
al compás de la arena.
Girar, girar, girar
comenzar una y otra vez,
olvidándonos en cada regreso
Volver, volver, volver
como si yo fuera una aguja
y tú el tiempo.

 

 Teresa Delgado © 2015

 

La vida,amanece, los cuentos, la muerte, la realidad ,distancia, los sueños,los puentes, la verdad, indiferencia, lo que pensamos, lo que imaginamos,el amor, lo que sabemos, mi amor, los océanos, lo que creemos saber,los enigmas, lo que escribimos,los besos, lo que nos escribe, la poesía, la música, los símbolos,la lluvia, lo inevitable, el amor, las palabras, las olas...

Y al final, ¿alguien me puede decir por donde íbamos?

Teresa Delgado © 2014

GOLONDRINAS

 

Picos y plumas
golondrinas migrando
gotas de vida.
 
Teresa Delgado © 2012

 

CAMPANITAS DE JARACANDÁ

 

Campanitas de Jacarandá

que llenan de color lila

el bello lienzo de mi ciudad

 

campanitas de jacarandá

en donde viven encantadas

bellas y olorosas hadas.

 

Si eres niño o eres niña

y un deseo quieres cumplir

di debajo del árbol

lo que te voy a decir:

 

Hada de color violeta

cumple mi deseo ya

sé que estas escondida

en las bellas flores del jacarandá.

 

Y si brillan más las flores

y las escuchas reír,

cierra tus ojos y da las gracias

que te lo van a cumplir

 

Teresa Delgado

TENGO, TENGO, TENGO

 

He plantado semillas

de principito

para que mi jardín

quede bien bonito.

He plantado también

de Baobab y rosas

que me lo aromen rico

y me cuenten cosas.

He plantado unos cuantos

besitos y guiños

que se multipliquen

y lleguen

a todos los niños.

He plantado deseos

y unos pocos sueños

para que le crezcan alas

y encuentren a sus dueños.

He plantado un poquito

de inocencia y ternura

para ponerle blanco

a tanta hermosura.

Riego con arco iris y mariquitas

con mariposa bellas, libélulas bonitas,

Mi jardín está luminoso, mágico y calentito

pueden ir pasando y coger un cuentito.

Pasen señores pasen

ya lo van a ver

todo lo que imaginen

lo pueden tener.

Tengo un cuento de una  niña

que era dulce y  preciosa

con ricitos de oro

y la carita de rosa

se miraba al espejo

y ¡ oh maravilla!

se saltaba a otro cuento

como una ardilla

con caperuza roja y zapatos a juego

saltaba, corría, danzaba y freía un huevo.

Tengo otro de una princesa que va descalza

y dando saltitos

porque el cristal le hace daño

en sus piececitos,

descalcita y feliz va dejando huellas

en mi jardín de sueños se ve muy bella.

Tengo un niño muy listo y narizón,

que durante el día

miente un montón,

dicen que es mentiroso

yo creo que no,

es que imagina mucho

y sueña bonito

cientos de mundos nuevos

nuevos, nuevitos

hechos de fantasía y de caramelo

donde hay flores parlantes, hierbas coquetas,

arboles columpios y grandes setas

donde viven los gnomos, duendes y hadas

y brujas aburridas de no hacer nada.

Donde en el cielo vuelan

nubes de algodón que llueven

lluvia muy dulce y de colores

que dejan fresquitos los corazones,

Tengo un jardín lindo, mágico y contento

esperando niños

que escuchen mis cuentos.

 

Teresa Delgado

 

CUENTO

 

Para hacer un cuento hace falta un protagonista, una historia que se endereza y un final más o menos oportuno.
Había una vez un protagonista de cuento que no andaba demasiado bien, de hecho, por no se sabe que defecto de nacimiento el pobre casi rozaba  el suelo con su barbilla. Nadie supo exactamente que ocurrió el día en que lo vieron llegar absolutamente derecho , era el principio de su nueva vida pero el final más oportuno de este cuento.

 

Teresa Delgado © 2012

BROTES

 

Brota sus alas
en cada rama viva
la mariposa.
Teresa Delgado © 2013

LA MUJER NUBE

Había una vez una mujer que se casó con una nube. Cada día se fundía con ella y recorría todos los cielos del mundo. Tomaba su forma, su color, su densidad y cuando su marido decidía deshacerse, ella se volvía lluvia. Anhelante esperaba al sol para volver de nuevo a estar en su marido nube y dejarse llevar junto a él por todos los vientos del mundo. De tanto nacer y morir, la mujer amor se hacía cada vez más fuerte pero continuaba amando la grandeza de su marido. Nada le hacía más feliz que fundirse en ella. Nada le daba más calma que no ser. Ocurrió que aquella mujer enamorada un día se volvió nube.

Teresa Delgado © 2014

RENACER

 

Donde renacen
rimas de otros ocasos
mueren mis versos.
Teresa Delgado © 2013

(Boceto: Donde renacen
como rima de ocasos
poemas muertos)

 

REENCUENTRO

 

Le salía luz de los deditos y mantuvo sus manos escondidas todo el tiempo que pudo. Le parecía una desgracia ser diferente al resto de los seres dotados de dedos. La tradición decía bien claro que ellos, los hacedores de caminos, habían de tener dedos fuertes, en ningún lugar se hablaba de luz. Un hacedor de caminos que esconde sus manos no tiene derecho a llevar tan digno nombre, así que se marchó por su propia voluntad bien lejos de los otros. 

Muchas leguas y días pasaron hasta que se encontró en una noche tan oscura que apenas podía ver más allá de su nariz. A lo lejos, brillaba una hilera de luces y se dirigió hacia ella. Cientos de miles de seres con sus propias manos mostraban la dirección y los límites de un camino. Entonces supo que no era un hacedor de caminos sino un iluminador de ellos y por fin sus manos y su vida cobraron libertad y sentido.

 

Teresa Delgado © 2013

ARIADNA

 

El laberinto
que recorre tu sangre
es mi secreto
Teresa Delgado © 2012

NOMBRES

 

Habían sido amigas desde el colegio y su amistad fue creciendo y fortaleciéndose hasta la universidad. Aquellos eran buenos tiempos y un título universitario era condición suficiente para lograr un buen empleo. Filósofa una encontró trabajo en la enseñanza y viajó allí donde le esperaba su primer trabajo. Ella eligió como su primer destino un lugar tranquilo, lejos del mundanal ruido de las ciudades. La otra en cambio eligió la capital, siempre disfruto de lugares más cosmopolitas, atestados de muchedumbre y mucha vida social. De vez en cuando se reencuentran en su pueblo de origen, siempre se complementaron siendo tan diferentes. Siempre se respetaron y quisieron. Cuando aún se enviaban cartas de papel, la una contaba de sus exasperantes alumnos adolescentes y de como cada vez disfrutaba más de sus fines de semana en la adorable soledad de su casa leyendo los clásicos, haciendo crucigramas y reflexionando mientras escuchaba el acogedor silencio que envolvía el hábitat que poco a poco se había construido en torno a si y que ya todos sus amigos y conocidos respetaban tácitamente. La carta la firmaba ANA...De apellido KORETA. Su amiga respondía muy de vez en cuando, siempre andaba enredada en la vida, en el bullicio,en el frenético ritmo de su existencia, en arrolladoras reuniones sociales, ella siempre se dejaba arrastrar...Pero siempre lo hacía porque también en eso coincidían ambas , en su intención de no renegar jamás del delicioso placer de escribir con tinta en un papel, de meterlo en un sobre y sellarlo impregnándolo de saliva, de buscar sellos e ir al buzón más cercano a depositarlo en un magnánimo acto de fe, esperando que aquella carta llegara sana y salva a su destinatario y llenarse de alegría cuando esto quedaba confirmado. Ella había estudiado ciencias exactas y no sabe como acabó siendo relaciones públicas de un famoso e inmenso complejo hotelero en donde se encargaba de los eventos multitudinarios, pero eso la hacía feliz y siempre acababa sus misivas recalcándole esa circunstancia a su amiga. Luego firmaba con letras de molde: Tu amiga MARA...De apellido BUNTA.

 

Teresa Delgado © 2012

GUITARRAS

 

Suenan guitarras
de amor infinito
tu piel y mi piel
hambre, sed y deseo
arañando el cielo.
Teresa Delgado © 2012

BORDANDO ENCAJES DE ESPUMA

 

La luna que se aburría

reflejándose en el mar,

decidió hacer un buen día

lo que te voy a contar:

 

Mirando ondular las aguas

del océano profundo,

tomó la preciosa sábana

y dejó sin azul al mundo

 

Trabajó toda la noche

y así la sorprendió el sol,

estiró la sabanita

y a descansar se retiró.

 

El sol al ver su trabajo

respiró muy bien profundo

¡hay que ver esta lunita ,

que guapo ha dejado el mundo !

 

Paseando por la playa,

las olas, una por una,

muy coquetas me mostraban

lindos encajes de espuma,

susurrando orgullosas

¡Me las ha hecho la luna!

 

 

Teresa Delgado © 2009

 

FIESTA

 

Había una vez una persona que al dar un paso más en su camino le sonaron pitos, flautas, trompetas, voladores, aplausos, gritos y grititos,tambores, silbos y hasta la Banda de Agaete.
Después de un susto y un rato recordó que aquel era el mágico día de su cumpleaños.
Enfrente suyo apareció, como por arte de cuento, un gran cartel de neón decía: 
" Persona, feliz cumpleaños".
- ¡Que tontos! - dijo- 

     Es que no ven que no he "cumplido", que yo tan solo he"pisado", he pisado una huella más. 
Acto seguido se unió a la fiesta que no está el mundo para desperdiciarlas.


En el cartel, nuevamente por arte de cuento, esta vez decía:

"Persona, tú si que sabes cumplir" 

 

 Teresa Delgado © 2011

PRIMAVERA

 

Se despereza,

y bostezando trinos

despliega flores

y resonando aromas,

brota la primavera.

 

                                              Teresa Delgado Duque, © 2015

 

TRUCO DE MAGIA

 

Hiciste el viento,

mi pluma soñó el vuelo

que rozó tu alma

y desplegó las alas

que rimaron tus besos.

 

Teresa Delgado Duque © 2014

 

MANOS

 

Amo este amor

que nutriendo mis raíces,

aún callando

cuida de mis petalos,

me dirige hacia el cielo.

 

                                          Teresa Delgado Duque, © 2015

GOTAS DE VIENTO

 

Desasosiego
en alas de la música
gotas de viento.

Teresa Delgado © 2013
ARCO IRIS
Nacen amores
llenándonos de arco iris
llueve por dentro.
Teresa Delgado © 2013
PRESENTES
 
Cada mañana
colma nuestras miradas
con sus presentes.
 
 Teresa Delgado © 2014

DESDE MACONDO

 

Desde Macondo
recibimos misiva:
Todo está en orden,
ha sido muy  buen vuelo
vuelven las mariposas

 

Teresa Delgado © 2014

In Memorian: Gabriel García Marquez

17/04/2014 

Libélula azul

de traslúcido vuelo

sueño tras sueño

goteando néctares

sobre el papel, el alma.

 

Teresa Delgado Duque 

 

ERES EL CIELO

 

Miro tus ojos,

y me parece perderme en el infinito.

Millones de estrellas brillan en tu mirada.

En la frente llevas un beso de luna

Nubecitas blancas recorren tu cielo.

 

Hablas con verdad,

callas con sentidos.

Amas sobre todas las cosas.

Te enfadas y perdonas en el mismo instante.

Consuelas con diminutas palmaditas en la espalda

 

Sabes que sabes

Pero finges no saber

Porque saber no es lo importante.

No hay prisa, porque no hay tiempo

 

El juego lo ocupa todo

las carcajadas, la curiosidad,

tu mirada rápida, tus dedos pequeños

buscan recordar texturas,

formas, olores, sabores

todo es maravillosamente nuevo.

 

No, no eres frágil, solo eres pequeño

para que quepas entre unos brazos

que te recuerden

que eres del cielo

 

 

Teresa Delgado

¿QUÉ ES LA LUNA?

 

La luna es una mujer

¡Bah, eso no puede ser!

La luna es una hada,

yo de eso no sé nada.

La luna es un queso

¿Quién ha dicho eso?

La luna es una bombilla,

¡calla, calla, chiquilla!

La luna es una pelota;

o de polvo, una enorme mota.

Es una sonrisa picarona.

¿Y un columpio?

¿Y una tumbona?

Y, ¿cuando está chiquita?

Ah, entonces no es luna,

que es lunita.

 

Teresa Delgado 2009

 

Publicado en "Cuadernos de Ortografía" de la Editorial Barcanova del grupo Anaya

 

Suenan campanitas,

huele a mazapán,

llueven sonrisitas,

nieva más y más.

 

Adornamos árboles,

compramos regalos,

comemos turrones,

y nos abrigamos,

 

Suena los panderos

y los villancicos

y en el mundo entero

salpican besitos

 

Abrimos muy grande

nuestro corazón

Para que salga al mundo

todo nuestro amor

 

Encendemos fuegos

De luz y calor

Que alumbren caminos

que enciendan al sol

 

 

Brillan grandes  las estrellas

la luna sonríe más

¿Será que estoy hablando

de la- - - - - -?

 

Teresa Delgado

CAE EL OTOÑO

 

Se nos van cayendo las hojas

en la época otoñal,

se caen lápices y besos

calor de verano, viento con sal.

Se deja caer la luna

guiñando estrellas otoñadas

musiquean las cigüeñas

tintinean alboradas.

Las nubes pueblan los cielos

dibujándole paisajes

dignos de hermosos sueños,

bellos lienzos otoñales.

Se nos caen las hojas al suelo

en la época otoñal

al día se le caen las horas

y mí,

 la “L” del fina……l.

 

 Teresa Delgado © 2014

GATO NIEVE

 

Este frío polvito blanco

que me hace estornudar,

ar ,ar ,ar .

Esta agua- dura

que me tengo que sacudir,

ir, ir , ir.

Envuelto en mi mantita

estaría mejor,

or, or, or.

Asi que a mi casita

me echo a correr,

er, er, er.

Adiós, au revoir, by,

arrivederci, adéu, abur

ur, ur, ur.

 

 Teresa Delgado © 2012

EL HADA DE LOS SUEÑOS POSIBLES

 

Cuando duermes, mi niño

yo entro a tu sueño

sigilosa y callada

te veo dormir

me mezo en tu sonrisa

de niño dormido

y espero verte llegar

a soñar conmigo

cada sueño que sueñas es una semilla

que dormida espera a ser una flor

yo me quedo en tu bosque y cuando despiertas

tus hermosos sueños

los cuido yo.

Las riego cada día

con lluvia fresca

y volando voy a despertar al sol

les cuento bajito cosas hermosas

les hablo de ti

las envuelvo en amor.

Cuando se abren curiosas

como tú

se encuentran con tu mirada

y con tu luz

Entonces yo con mi varita

hago un sortilegio

que cada flor que naces

te cumpla un sueño.

 

Teresa Delgado © 2011

FABRICANDO ESTRELLAS

 

Mil millones de luces

salpican la noche negra.

Cuando tú miras al cielo

se ponen aún más bellas...

Se mueren, las muy coquetas,

por que las elijas a ellas

para alumbrar tu sueño de niña

Solo así serán ESTRELLAS.

 

Teresa Delgado

NIÑO SOPLANDO NUBES

 

Tumbarme en el suelo

mirando el azul

y los algodones

mientras un niño gigante

que yo no conozco

sopla a escondidas

para mover las nubes

y darles la forma

que justo yo

me estaba inventando.

 

Teresa Delgado © 2013

"Niño soplando nubes" del poemario inédito "Poesía Niña”

 

 

 Teresa Delgado © 2013

FINADOS

 

En el pecho de los árboles,

la luz siempre está encendida,

para no temer a la noche

ni a las sombras escondidas.

En la noche de finados

Los niños descubrirán

que sus corazones se encienden

para con el miedo jugar.

Para no estar asustado

y soñar de nuevo el día,

repleto de sueños alados

y de dulces alegrías.

 

 Teresa Delgado © 2014

Promesa:

 

Labios que se renuevan a cada instante, el tic tac de la vida, puente hacia el futuro, la razón del pasado, el sentido del presente. Rumbo, brújula, astrolabio, estrella polar. Un beso en el horizonte.


( Definición de " Promesa" Diccionario poético)

BESO:

 

Encuentro profundo.Amor líquido. Remolino de lenguas.Estallido de versos.Portal hacia el recuerdo. Promesa cumplida.

 

 Teresa Delgado © 2014 

Amor:
savia infinita, alimento del alma.
Cuando uno no le da la espalda al amor no puede surgir más que poesía a borbotones.
Dedicado a mi querido manantial por nombre ISIS.
 
 
Teresa Delgado © 2014

A FUEGO LENTO

Poner de remojo un puñado de besos
a la intemperie.
Mejor toda la noche,
mejor si hace luna.
Recogerlos temprano y darles calor.
Mejor si amanece,
Poner a cocinar a fuego lento,
mejor si es muy lento
muy lento.
Añadir una pizca de polvo de estrellas
palabras hermosas, unos versos
promesas, recuerdos, corazonadas
Y entonces...
Llevar a ebullición.
Por arte de amor y deseo
aparecerán de improviso en los labios precisos,
mejor en los tuyos
mejor en los míos
Mejor en los nuestros.

Teresa Delgado © 2015

AMÓ

 

Amó. 

Amó con las yemas de los dedos, 

con la punta de la lengua, 

de puntillas, a fuego lento… 

Amó también a destiempo, 

sin proponérselo,  

a contra viento y marea,  

a ultranza, a bocajarro, a destajo,

a manos llenas del vacío absoluto, 

gritando a los cuatro vientos 

el más voluptuoso silencio jamás escrito.

 

Amó temiendo a la muerte y a la vida

 a la noche y a la luz

al metal, a la espalda del tiempo

a la incertidumbre

a desaparecer como el humo

de un volcán que lacera las laderas de su pecho, 

y estalla en su desgarro

como la rabia del mar contenido que rompe su propia playa ..

Amó.

 Teresa Delgado © 2014

ALICIAS

El abismo,
siempre el negro agujero,
la imposibilidad absoluta de sortearlo.
Ella sabe que está justo allí,
tras sus pestañas, un leve montículo,
un bosque,
nueve lunas y 77 pasos.
Ella sabe que el paso siguiente la dejará en vilo,
suspendida en el tiempo
hasta volverse dura baldosa salpicada de sueños
Rota, siempre rota.
Da un paso. Ese paso. Cae.
Allá abajo la esperan la noche, la niebla, y los acertijos,
el desorden y la metamorfosis,
las reinas tiranas, y los mecanismos del sueño,
la sonrisa Cheshire
Las paradojas, dualidades y perspectivas osadas,
la incertidumbre.
Ella sabe que abriendo los ojos
se hace de día.
Los abre.
Ahora es preciso latir los minutos,
esperar a que las agujas marquen de nuevo la noche
y volver a pisar una a una sus huellas
besar lunas, subir retos y cruzar en soledad el bosque
sola, siempre sola
cantar para no escuchar el viento y contar,
1, 7, 9, 11,13, 22, 44, 76, 77…
Allá voy amor mío,
esta noche por fin,
presiento que voy a caer en mis brazos.


Teresa Delgado © 2014

(ANTOLOGÍA INTERNACIONAL DE MUJERES POETAS NACIDA DEL 4º FESTIVAL INTERNACIONAL GRITO DE MUJER)

TIEMPO DE JUÁREZ

 

Crepita Juárez y se vuelven  ceniza las atrocidades

Lagrimas rojas salpican  corazones negros

La sangre inocente  no les aroma el aire

Demasiada mugre la de esos  malditos perros

Demasiado limpia aquella bendita sangre

Tic tac

se  hizo tiempo

Tic tac

se hizo tarde

Tic tac

Dolor, vientres mutilados, mujeres  esqueleto,

Tic tac

niños de nadie

Gritan Plegarias los viejos:

“Que amanezcan soles de justicia y versos

Noches de estrellas y lunas cristales

Que no s e escuchen gritos de llanto negro

Que  vengan muertes de viejo y no de fusil y sable

Que haya sosiego para los niños muertos

Y para los vivos, pan y sueños  de libertades

Relojes primavera y mariposas

Latidos de ese  tiempo que cura todos los males

Tic tac

Se hizo  el silencio

Tic tac

Se hizo tarde

Tic tac

No anda contenta la muerte

Dejando sus huellas en Juárez

Tic tac

Juárez  llueve sangre hacia el cielo,

Cielo llora pena hacia Juárez.

 

Teresa Delgado Duque

http://poemasporciudadjuarez.blogspot.com.es/2012/08/teresa-delgado-duque.html

 

CUENTULO

 

Una preciosa hada y un divertido duende se fueron a pasear por el bosque de las maravillas. Se hizo de noche y una inmensa luna llenó el cielo, pero el hada y el duende perdieron el camino de vuelta a casa, afortunadamente encontraron una bruja y desde entonces ya nunca más se han perdido... 

¿No lo entiendes? 

¿Y si te lo digo así?

Un preciosa hadula y un divertido duedulo se fueron a pasear por el bosque de las maravillas. Se hizo de noche y una inmensa lúnula llenó por completo el cielo, pero el hadula y el duendulo perdieron el camino de vuelta a casa, afortunadamente encontraron una brújula y desde entonces nunca más se han perdido. 

 

Teresa Delgado © 2011

 

AÑICOS

Y me rompí

Como cuando el espejo de afrodita cayó al suelo

y quedó hecho pájaros,

cada uno con su único vuelo.

Unos les llamarán gaviotas, otros colibríes, otros gorriones

golondrinas,alondras, canarios, jilgueros…

Solo yo sé que son añicos.

Teresa Delgado © 2014

Ángel caído

Te voy a matar a miradas,
a espacio y tiempo,
a pensar en ti,
a caricias desordenadas
y besos.
Te voy a matar a sonrisas,
a comprenderte muda,
a palabras sordas,
a estar y a no estar si me lo pides.
Te voy a esperar sin perdonarte 
que el infierno es tuyo 
y tuya la penitencia,
tuyo el dolor y el vacío
y esa ristra de incomprensión.
Yo solo estoy para quererte
sin preguntas ni respuestas,
sin juicio alguno,
solo estoy porque me toca
y porque algo de esto habremos hecho en el tiempo no nacido
cuando hubiste de esperar tú a que yo abriera mis ojos.
Así que por si acaso 
te voy a matar a amor.

Teresa Delgado © 2014

GRAVEDAD

 

Levitaba,

luego era un sueño, seguro.

De repente todo estaba en el techo y el suelo era un cielo plagado de nubes.

Levitaba y podía moverme libremente por todo el paisaje.

Allí estabas tú,

más despierto que nunca,

sonriendo como lo hace un niño 

cuando ha descubierto el mecanismo secreto

de hacer realidad lo que uno imagina.

Levitaba,
y quise acercarme a tus labios,
al tambor de tu pecho.

Pero leí  de soslayo que escribías la última nube de tu poemario.

No era mi nombre.

Entonces,

con el peso aplastante del desencanto,

caí de bruces sobre mi propio cuaderno

y me rompí.

Me rompí en mil pedazos de latidos y sueños.

! Tarde muchas vidas en reconstruirme ¡

Pero ha valido la pena
porque hoy  puedo escribir el presente poema

que dedico a Isaac Newton.

 

 

Teresa Delgado © 2014

DE REPENTE EL BLANCO.

 

De repente el blanco,

tan blanco,

tan de repente,

tan todo,

tan por llenar,

tan por mostrar lo vacío,

tan oportunidad,

tan miedo.

De repente el blanco,

sediento de palabras,

sediento de color,

sediento.

Muerto de hambre también,

tan vivo,

tan muerto

De repente el blanco,

que  es rojo,

color sangre o tinta

que araña el papel

que escribe,

que duele.

De repente el blanco

que es azul

porque está mojado de lluvia,

de niebla que llora

cuajada de recuerdos.

De repente el blanco

que es negro

porque es tus ojos

y es noche

De repente el blanco,

que ya no es blanco

porque está manchado

de poema.

 

 

 

 Teresa Delgado © 2014

MIS PIES
 
Solo el viento
sabe que te paseo dormido.
Él , mi cómplice,
borra mis huellas  antes de que despiertes.
Por eso a veces te embriaga
ese extraño aroma a besos.

 

 

 

Teresa Delgado © 2014

MUERTE ABSOLUTA.

 

Diagnóstico:
Muerte absoluta.
Causa probable:
Silencio atronador.

Nota forense a pie de página:
Marcas de uñas, dientes y versos en cada centímetro de sus sueños.
Restos de piel bajo sus uñas, de rabia entre sus dientes, de amor sobre sus versos.
Guardaba un secreto en el primer bolsillo de las entrañas.
Se defendió hasta morir, vaya usted a saber de que maldita realidad.


Teresa Delgado Duque
© 2013

CIANOSIS.  

   

Se me atragantó un amor entre pecho y espalda

y casi muero por falta de respiro.

Se me quedó enredado en la garganta y casi muero de silencio.

Es peligroso que le exploten a uno las palabras por dentro.

Un “te amo” es lo mismo en cualquier parte del mundo,

en cualquier rincón del universo

y si uno se lo traga  sin que sea cierto

corre el peligro de quedarse sin aire, sin vida,

sin risa, sin tiempo y azul,

 cada vez más azul.

Afortunadamente se  resuelve,

Si no te mueres ,

se resuelve.

Se resuelve con un buen golpe.

 

 

 Teresa Delgado © 2013

 

MENOS LOBOS CAPERUCITA

 

Muy bien caperucita, ya puedes quitarte el abrigo. Llegó el otoño pero el verano no se llevó el calor. 
Pál frío de dentro no sirven los andrajos.
Confiésalo caperucita nunca hubieron tantos lobos, ni la abuela fue tan ñoña como la pintaron, los cazadores estaban fuera de temporada así que se escondieron como ratas inmundas. Estuviste sola caperucita, anduviste solita los bosques y las noches os...
curas, gracias al cielo estuviste sola y te hiciste grande y fuerte…

Si lo sé, yo también me perdí a la niña, pero no te preocupes siempre es tiempo de cuentos y de seguir jugando. 
Ven conmigo, me quito mi abrigo rojo y nos vamos al mar a darnos un buen chapuzón a ver si el invierno nos pilla felices.
 
Teresa Delgado © 2012

 

La vida es un cuento que quiere ser contado. Se te cuela por los ojos y las orejas, espera que la lengua la vista de gala y la invite a bailar. Le gusta recrearse en los silencios, los sortilegios, érase una vez y abracadabras. Ama las palabras y los latidos lentos. Es amiga de la brisa y suele acostarse a dormir en la memoria.

Teresa Delgado

 

DE MOLINOS Y ROSAS

 

Algún día, en el espacio tiempo, nos encontraremos al unísono con la verdad. Ha de ser hermoso encontrase de frente con nuestra alma y que su voz sea la única certeza para todos.
Tambien ha de ser agradable la  sensación de no llegar siempre tarde o demasiado pronto, tanto como el hecho de que no te llamen raro aunque no te calce ningún  zapato aun no siendo de cristal.
Imagino como ha de sentirse uno cuando no haya de callar muchas palabras tan solo porque no riman con el el resto del mundo.
En ese lugar y tiempo es posible que no llamen locos a los cuerdos y que los locos que gobiernan el mundo no sean más importantes que aquellos que se creyeron, a pies juntillas, que no llegarían a nada si continuaban viendo el mundo de aquella otra manera. Y así lo hicieron, olvidaron su grandeza. Su misión única en este planeta. Los hombres malos cuentan con su beneplácito para destruir el mundo pero ellos no lo saben siquiera porque  los hombres malos dicen palabras que adormecen las almas buenas.
Si, ha de ser alentador que los hombres buenos despierten y pronuncien esas palabras que harán  que la verdad sea la bandera del mundo.
Quizá ese sea el instante en que los molinos, aspas al viento, ondeen canciones de libertad expandiendo el aroma a rosas de asteroides tan lejanos como los latidos de tu propio corazón.
Si amas a una sola rosa en el mundo eso es exactamente lo que has de hacer. Aqui. Ya.
-     - Mi rosa se llama dulcinea- Respondió el caballero de la larga figura.
      - Veo que me comprende señor, presiento que seremos buenos amigos- respondió el niño con una amplia sonrisa de niño pequeño, su mirada en cambio era tan grande como un universo infinito.
 Teresa Delgado © 2012

TIEMPO NIÑO

 

¡Pero, si los dragones no existen! - Dijo una llamarada de fuego
 Lo que no existen son las rosas- Exclamó un aroma sutil.
¿Existirán los libros? Se preguntó una palabra libre
Hacía tiempo que el reflejo de un niño en el espejo, se preguntaba si habría alguien fuera o él lo andaba imaginando.
Una flor interestelar estaba segura de que ningún príncipe jamás había cuidado de ella.
Nunca un poeta enamorado escribió versos a luna alguna y muchísimo menos rimó la mirada lejana de su amada.
Todo esto ocurría un fatídico día en que por error al tiempo le dio por jugar a saltar los días de dos en dos y pasó por alto el 23 de Abril. 
Afortunadamente acudieron en tropel los cuentos en auxilio de las maravillas, en un instante se arregló el desaguisado.
Mis queridos niños, mis queridas niñas, algún cuentito o poema andará por el mundo este año con una tirita, una vendita, un poquito de espada trapo pero afortunadamente cerquita de tu corazón y tus orejas. No se enfaden, sean amables con el tiempo al pobre le viene bien jugar, de vez en cuando, como si fuera un niño
¿Y si lo es?
Feliz día de San Jorge.
Feliz día del libro 

Teresa Delgado © 2012 

CUENTOS
La vida no ha de ser otra cosa que vida. A menudo se nos antoja un espejo, una diana, un acertijo, un verdugo, una malvada bruja, una ladrona... Nos parece poco amable cuando declaramos que es ella la nos araña el alma, nos arrebata lo que amamos, nos arranca a jirones la piel y los sueños.  
Sin embargo, hay ocasiones en que nos dormimos plácidamente en su regazo seguros de que en ningún otro lugar puede haber más magia y de que uno no disfrutará de más en paz que en el arrullo de su voz.  
La vida es un poema que construimos latido a latido, de la misma manera que a base de pulsos, nos construye ella a nosotros instante a instante. la vida es un libro por escribir, nuestras lágrimas desembocan en sus océanos y cuando llega el tiempo de las sonrisas las mariposas colorean nuestra promesa de cielo. También la vida se viste de noche pero nunca jamás falta a su cita cuando toca abrir los ojos y encontrarnos con un nuevo lienzo en blanco que podemos colorear a nuestro antojo. Incluso si nos ponemos ojos de niños o nos permitimos ver con los ojos del alma podremos descubrirla dibujándonos las nubes que han de llovernos las palabras exactas que necesitamos escuchar  y también,  como a hurtadillas se acerca a insinuarnos los más bellos cuentos a sabiendas de que son  los cuentos que nosotros mismos dejemos plantados por estos lares  los que darán sentido a nuestra existencia...



 Teresa Delgado © 2012

PROFECÍAS

Y cuando creo que un poema se ha vuelto manso
y me siento la mejor domadora de rimas
resulta que no,
que solo se había echado a dormir un rato
y despierta salvaje,
repleto de fuerza,
gritando a los cuatro vientos “Te amo”.
Como si él tuviera derecho a contar los secretos de otro
y pronunciar el hechizo maldito.
¡Habré de hacer malabarismos con las siete plagas!
¡Y ahora qué!
¡Ahora como paro yo este diluvio,
esta irremediable tormenta!

Teresa Delgado © 2014

PROPUESTA
 
¡Avión tráeme un niño!
Le habían dicho que a los niños los traían los aviones.
Creció, creció y creció tanto que se le olvidó la mentira.
Hasta que un buen día,
esa clase de viento que refresca la memoria
le hizo entender de un plumazo
tantos años de frío aeropuerto.
Niño:
yo te escribo poemas de alas,
te cuento cuentos de aviones
te pinto nubes
te beso arco iris
juego contigo a volar...
Sin plan de vuelo
Disimula,
que el tiempo nos pille jugando,
escondiéndonos a escondidas.
Hoy no quiero ir a trabajar,
Hoy quiero ser una niña.
Y los aviones
que se dediquen a sus menesteres
¡Niño tráeme un avión!
Un avión de colores
Un avión de papel
Un avión hecho por tus manitas.
 
 Teresa Delgado © 2014

EFERVESCENCIA.

 

Me seco los pies 
y me olvido del frío que el mar trajo a mis poros.
Recojo cada trozo de mí
y engarzo cada pieza
―Nadie tiene que saber cómo andas tú por dentro
Me decía mi madre,
Ni siquiera ya lo sé yo de tanto esconderlo.
Me vuelvo a casa dejando huellas sobre la arena,
aún no he acabado de dibujar una y desaparece.
Mañana vuelvo a esta orilla que me he empeñado hacer mía
Se me de memoria cada ola
El mar, si te fijas, parece que respira
toma  aire y se va,
Luego vuelve a por más aire
y deja el respiro en tu regazo.
Si respiro con él me viene indefectiblemente la calma
Esa que me asusta porque me deja sola
con el ruido de mi miedo.
Me gusta jugar a que soy espuma
La palabra espuma.
 El poema espuma.
Blanca, efervescenciendo o quieta
pero siempre desapareciendo.

Teresa Delgado © 2014

DESBORDAMIENTO                      

                                                                      

Ocurre algo diferente con la tristeza de un poeta.

Cuando un poeta está triste llora, se aparta,

se retuerce de dolor,

de ese que araña dentro y hondo.

¿Dónde duele el alma?

El poeta grita en el más absoluto silencio,

se desgarra,

se le desdibuja el mundo

se vuelve abismo

arriba, abajo y a los lados.

Vértigo,tinta, llanto.

Cuando ya no le cabe más tristeza,

justo antes de morir, se desborda  con todos sus peces dentro.

Todo ese inesperado caudal o alivio,

el que bordea, arrasa y se vuelve salado,

el que ya no le cabía en el pecho,

es poema.

 

 

 Teresa Delgado © 2013

NOCHE LLENA DE LUNA

 
Negro encendido de luna.
Luna abrigada de noche.
Mujer noche.
Luna mujer.
Poema de plata.
Noche llena de luna
 

Teresa Delgado © 2013

DENUNCIA

 

Denuncio a los hombres malos

que hacen malas cosas a los niños a los viejos ,

a los más y a los menos.

Denuncio a la noche por ser más negra aun poblada de luna.

Denuncio al viento frio que me enfría el alma,

a las lenguas que no despliegan palabras dulces.

Denuncio a los que no ordeñan pensamientos que le sirvan a otros para algo.

Denuncio a las madres cárcel, a los padres ausentes, a los maestros dormidos.

Denuncio a los que no ven porque no quieren mirar, a los que miran y no quieren ver

A los que no dan un paso más allá de su nariz,

a los que viajan lejos para no arreglar la  nariz de su propio mundo.

Al que hace caso omiso, oídos sordos…

Denuncio a mis manos que están escribiendo esto y que me denuncia.

Denuncio asimismo a la lluvia

por mojarme de a poquito y borrarme mi lágrima más bonita,

al mar que me trae con cada ola tu nombre

y que se ha cansado de verme esperar tus naves.

Denuncio a este latido que pulsa en mi memoria

y te hace presente,

al sepulturero por desenterrarte cada mañana

denuncio al mundo por sus coordenadas

al universo por el tiempo

y a todo lo que nos haga pensar que somos dos

y que estamos separados.

 

 Teresa Delgado © 2013

CARAJO.

 

Pero carajo, ¿es que no te enteras?

¿Es que acaso no me ves?

¿Es que no me escuchas?

¡Es que no sabes leer, puñetero!

Todas las palabras que vomito te nombran.

¿No reconoces la sangre que sangro?

Como te digo que te amo, que  todavía te amo,

que al parecer hay amores que no se queman en el infierno

y duran todas las vidas.

 

 

 Teresa Delgado © 2013

APETENCIAS

 

Me apetece un sorbo de azul fresquito,

un bocado de aliviador de agujeros negros.

Un quita manchas, un bote de quitapenas, un esperanzador nuevo.

Me apetece un perfilacicatrices, un sanador de esperas, 

medio kilo de susurros,

un kilo y medio de palabras bellas,

una tonelada de justicia.

Música,un espantafantasmas,

un asusta mentiras.

Sueño reparador,

sueños bellos,

aire limpio, luz,

un poco de sosiego, un no hacer nada

para hacer.

Un cuento corto, un beso largo,

un poema infinito.

 

 Teresa Delgado © 2013

PUNTOS SUSPENSIVOS

 

Ya nadie trabaja.

Nadie enseña a nadie.

No hay indicaciones

De cómo trazar los números y las letras.

Nadie apaga  los fuegos,

ni las luces de las farolas.

Nadie enciende la calefacción.

 

Nadie teje las nubes,

nadie seca la lluvia

nadie sopla los vientos

ni bebe los mares por nadie.

 

Nadie despega un sueño,

ni aterriza una esperanza.

Nadie reaviva sinapsis

Ni airea las ideas.

Nadie se ocupa ya

 de diseminar estrellas sobre la piel de la noche.

No se acaricia a la tierra, ni se mira al cielo.

No se venden vitaminas.

No se compra.

Nadie recoge la basura,

ni sutura las heridas.

Nadie

Tan solo un poema es testigo de la barbarie,

pero tiene frío,

está huérfano de tinta,

desnudo de papel

y se muere de silencio.

 

 

  Teresa Delgado © 2013

VEN

 

Te invito a un poco de noche, un trago de versos, un ramo de estrellas...
Haz un poco de viento con mi pelo mientras yo enciendo la lumbre de  tus labios y bebo todos tus besos.

Siéntate cómodamente en esta luna nuestra.
Ven, recuéstate en mi regazo, yo me dormiré en tus ojos que son el paisaje preferido de mis sueños...

Teresa Delgado © 2012 

ERES

 

Eres el paisaje que te habita, el que se te cuela por lo ojos, los labios, las orejas y la piel. Eres el volcán que te estalla , desde lo profundo de ti mismo hasta los brazos de los dioses. Eres la palabra que te nombra, la que nombra el amor, tu trozo de cielo. 
Eres el poema que tu alma escribe cuando permites que te preñe la vida.


                                                                Teresa Delgado © 2012

SI DIOS QUIERE

 

Digo tiempo y la arena se vuelve duna de instantes.
Digo llanto y el océano entero se vuelve pena.
Digo amor y el mar se abalanza sobre toda la arena,
entonces agua y tiempo son lo mismo.
Digo todo y  todo se vuelve nada
digo nada y nada se vuelve todo lo que es.
Mi voz dentro de ti mismo
es silencio.
Silencio es una noche más sin tí.
El mismo sol y las mismas lunas
pero planetas diferentes.
Absurdo es
tu sordera plantando peces en el aire.
Un instante de cordura es un beso nuestro.
Un beso nuestro es una promesa de sueño
goteando arena sobre una duna danzante.
Danza es hacer el amor sobre la espuma
 de olas muriendo
en una playa inexistente.
Espejismo es ver volar tus gaviotas hasta mis versos.
Tormenta es decir  te amo
y  que no se inmute ni siquiera el viento.
Un día abrirás con  tus ojos
 mi tumba.
Inshalah
Teresa Delgado © 2012

POEMA PARA ESE NIÑO

 

Niño
Mírame niño mío a los ojos,
muéstrame tu mirada.
pareces entenderlo todo
cuando yo no entiendo nada.
De repente todo está del revés
 yo me visto de rabia
pero tu sosiego me invita a aceptar
este espanto.
Tu te vuelves,
 Niño mío, un maestro.
y a mi me cuesta entender
que te vayas tan pronto
De mis ojos
De mis manos
de mi pecho.
Pero,
ya que se me murió el alma
y por si te pierdes
sobre los pasos
de tus huellas
Yo me voy contigo.
Teresa Delgado
El final de cualquier cuento es susceptible de ser modificado. ¿Y si tan solo es cuestión de conciencia? ¿ Y si tan solo es cuestión de valor? ¿ Y si tan solo es cuestión de altruismo? ¿ Y si tan solo es cuestión de MÉDULA?
 Apoyo a la concienciación para la donación de médula

ECLIPSE
( "Palabras Vivas")

Como una grandiosa moneda,
exultante y redonda
de irreverente amarillo,
luces, reluces, reflejas,
salpicas de brillo el mar y la noche.

Sensual y lasciva te escondes,
ingresas al secreto del tiempo,
te recuestas y abres tus páginas
para que tu amante
bohemio, furtivo, perpetuo,
se deshaga en tu cuerpo ya anaranjado.

Luna, ahora roja como su fuego,
mujer y vida repleta de orgasmo,
reapareces en un cielo cómplice
y completamente negro.

Resplandeciente te asomas
mojada de mar y de amor,
sudando solsticios
y estrenando inviernos,
tras una tierra-mujer
que ha cubierto,
con su propio cuerpo,
tu dulcísimo arrebato.

¡Ay luna!
Y hay alguien que aún piensa
que fue eclipse.

Teresa Delgado © 2012

BUGANVILLA

 

Hay ocasiones en que no hacen falta palabras
para decir lo que es.
Hay cosas, que uno ya sabe de todas las vidas.
Cuando algo es, no hace falta nombrarlo.
Tampoco precisa ser leído.
Escribirlo es quizá oficio de sibaritas.
No precisa de  tinta ni de soporte.
Uno lo sabe y sin embargo,
por una vida más, juega a imprimirlo
en las ráfagas de aire que dejan inspiradas las mariposas,
o en un alarde de valentía,
sobre la delicada textura de  una buganvilla.
Teresa Delgado © 2013

AL AMANECER

 

Acechábame el viento tras la esquina del mundo,
mientras yo caminaba aterida de tiempo.
Paso a paso, desnuda,
escribiendo con sal y con tinta invisible
sobre páginas blancas de un libro cerrado.
Dibujando mi empeño de mariposas mudas, 
un poema de humo
y una historia de amor que agoniza... 
Al amanecer.

 

Teresa Delgado © 2011

ANTRO
 
 Me embriago de versos, ni un solo trago le perdono a la vida,
ella me da mucha veces la espalda,
me abandona en los suburbios entre el humo rancio de los que fuman.
Tanteo labios, corazones abiertos,
sudor y vómito que tampoco es mio.
Saxo,sexo, carcajadas histéricas...
Unos se besan hasta perecer en la tormenta de sus bocas.
Otros, tan solo dejaron  un cuerpo inerte tras la mirada en la que se perdieron.
Solos, muy solos.
Como yo.
Huele a muchos grados de alcohol,
agrios recuerdos, dolor añejo, desengaño,
rabia podrida en las entrañas.
No sé muy bien en que verso me perdí,
como llegué a este antro,
me late el corazón en la garganta
tan solo espero que si esto es una pesadilla
esa herida de ahí arriba se vuelva una ventana
por donde pase la luz y un poco de aire
antes de que esta mierda de realidad,
me asfixie de poema.
 Teresa Delgado © 2013
FISIOLOGÍA DE UNA ERECCIÓN
 
Que el cerebro vea, escuche, saboree, huela, sienta o lea
y se deshaga en testosterona sobre el cuerpo que se erecta,
eso es deseo.
Que el deseo nos revuelque de ganas de amar a otro cuerpo
y nos convulsione hasta caer exhaustos y flácidos,
eso es vida.
Que la vida, detrás de cualquier epíteto,
se ordeñe a sí misma para no estallar de un palpitante, pleno y perfecto vacío,
eso es muerte.
Que la muerte, ese húmedo silencio, ese agujero secreto absoluto
sea la única opción para no estar tan vivo,
eso es amor.
Que el amor sea la excusa exquisita 
para que un cadáver cargado de testosterona y versos 
derrame su semen en las páginas del mundo,
eso es poesía.
 Teresa Delgado © 2013

CENCA NIMITZTLAILNAMIQUI

 

Se me acomodó el latido en el hueco del pecho
Ya no hay desfiladero al que tema mi alma
No habrá más vacío que este que junta mis años
Mis manos danzan huecas de ti
volándote
buscándote en cada caricia y murmullo del viento
como gaviota,como palabra,
como poema de piel que busca tus manos. 
 Enhebraré cada instante con el instante siguiente,
seré el tiempo
hasta que un día mis pasos no sean más que nubes.
 Habrá una gota de tiempo que nos pertenezca,
un pestañeo que haga la noche y el día
en nuestro abrazo.
Una palabra, tan solo una palabra
que nos contenga.
Un preludio de lluvia
 pronunciando un "Te Amo"
Un océano donde ahogar nuestras ganas
o navegar al confín de los besos.

Teresa Delgado © 2012
En el patio de la casa Azul- Coyoacan- México 

XX Encuentro internacional de mujeres poetas en el país de las nubes. 2012

SURCANDO EL AIRE

 

Lanzarse al aire y ser el aire
ser nube, ser pluma ser el mismo vuelo,
surcar el tiempo
pulsando cada latido
caer y resurgir
remontar todos los cielos.
Construirse segundo a segundo
brotarnos las alas
volar la música
sonar la poesía
ser del amor
volverse viento. 
Teresa Delgado © 2013

PASSWORD

Hay puertas que se abren con llave,
otras de se abren a golpes,
las hay que andan siempre abiertas
y también las que jamás se han abierto.
Hay puertas que se abren a distancia
y otras que con un código cercano,
hay puertas que chirrían y otras que son el mismísimo silencio.
hay puertas que se abren con la música
o al calor de un buen poema,
con laberintos o con serenas acogidas
a todas las reconozco
pero las de acordes y rimas son como del mismo material del alma mía
porque continuamente me devuelven a ella.

Teresa Delgado
 © 2013

EXCUSAS

 

No te me pierdas en los laberintos, 

no te me enredes en los hilos de Ariadna ni en las horas muertas, 

no me bajes al hades a por tabaco, 

pero si lo haces, llévate de paso la basura.

Si sucumbes a los sirenos cantos 

no me vuelvas luego con excusas

no borres el rojo carmín de mis neuronas,

deja intacta almenos mi cordura.

No me subas al séptimo Olimpo cuando te hablo.

Mírame a los labios y escucha mis ojos.

¿De qué manera quieres que te lo diga, en que otro idioma ?

 

 Teresa Delgado © 2013

CAMINOS TATUADOS EN TUS HUELLAS...
 
Universos escondidos en los ojos.
La vida escrita en cada renglón de la piel, 

esfumandose por las rendijas del tiempo.
Tiempo pulsado segundo a segundo en tu pecho.
Pecho que amamantó todas las hambres.
Niña. Mujer. Anciana.
Recipiente del mundo.
Voz callada.
Quietud.
Nana y arrullo del miedo.
Vasija de barro goteanto tu alma de luz.
Hueco húmedo y profundo, como la tierra, 

en donde germinaron las semillas de tus besos.
En donde danzaron los dioses y los hombres.
Sabia en cada palabra y en cada silencio.
Labios sellados que contuvieron rios de saliva y deseo.
Secretos.
Destellos de memoria en la noche.
Manos o cuencos que retuvieron todo, 

que quedaron vacías para volver a llenarse.
Todos los caminos tatuados en tus huellas. 
Huellas certeras que van al siguiente paso.
Paso que es el final y el primer verso del eterno poema.

Teresa Delgado © 2013
UNA NADA EN EL TODO
 
A veces, sin ningún motivo,
a uno se le agarra un puño en las entrañas,
un azul en los ojos,
un pedrusco en la garganta,
un vacío en la boca,
un silencio en los oídos
un nudo en las manos,
Un nada en el todo.
Uno no sabe porque, ni sabe como, ni sabe donde.
 Solo sabe que es momento de llover hacia adentro.
 
Teresa Delgado © 2013

PROMESAS CUMPLIDAS

 

Se asoman las nubes a mis ventanas,
y yo me escondo.
Mi lluvia es solo mía
de ellas es el viento,
nacen en tus ojos y mueren en mi llanto,
se dibujan en tus labios y se deshacen en mis besos.
Yo deletreo tu nombre y rimo el cielo
ellas  lo aroman y lo habitan
le dan el color exacto 
de las promesas cumplidas.
Por eso yo sigo aquí
encerrada en un paréntesis
tu transitando cualquier otra página
y ellas, las nubes
escribiendo hebra a hebra
 la vida.
Teresa Delgado © 2013

INDEFINIBLE

 
 ¡Pero, como se les ocurre pretender definir la poesía!
¿Se puede definir un latido? 
Es acaso tu latido exactamente lo mismo que el mío,
es incluso un latido tuyo exactamente igual que el otro.
Se puede hablar del amanecer pero ninguno es igual.
Se puede definir beso pero hay un beso que jamás lograremos definir.
¿Quién se atreve a definir el amor?
Las palabras
¿Qué son las palabras?
Qué hacer con lo  indefinible, inalcanzable, imposible, imprescindible,
como tú.

Teresa Delgado © 2014

 

MARIPOSAS AZULES

Micromilésimamente pasas ante mis pupilas.
Desapareces 
dejas como rastro, 
una brisa que sabe a beso
una promesa que sabe a sal,
una certeza
y el suspiro que me arrancó esa irrepetible belleza tuya.
Eres efímera y azul como un verso,
como la poesía, también eres 
absolutamente eterna.
Habitas cada latido que me puebla.

Teresa Delgado © 2014

Dedicado a todos los niños y niñas MARIPOSA y a las madres y padres que con su dolor y AMOR infinitos les fabrican ALAS

Carta de despedida

Te amé
piedra a piedra,
segundo a segundo,
verso a verso
y por todas las vidas.
Piedra a piedra
te esperé. 
Fdo:
La emparedada que más te amó

Teresa Delgado

PALABRAS PÁJAROS
Las palabras tienen vocación de nube o de pájaro,
sin alas ni aire y con miedo.
Cuánta más emoción,
Cuanto más acertada la flecha,
más fuerte se llueven,
más alto y más lejos 
alzan el vuelo.
A este acto sublime y extraño,
unos lo llaman lenguaje o vacío,
otros lo llaman belleza,
amor o silencio.
También hay quién lo llama poesía.
 Teresa Delgado © 2014

SENSACIONES

 

Sensaciones hondas, pesadas
como que arañan
Sensaciones azules, mojadas
como viejas
Sensaciones de no saber, de no ser
como inciertas.
Duelen.
No tienen nombre
o tienen nombre innombrable.
Sensaciones como de siempre,
como de nunca,
Como para siempre.
Gritan
Lloran  
Rasgan
Sangran
Se retuercen de vacío.
Como que no
Y es si.
Sensaciones.
 Teresa Delgado © 2014

METAMORFOSIS

 

La primavera
ha posado sus patas 
borrachas de polen
en mi cuaderno.
Ha escrito "silencio",
es decir que gritando su aroma 
ha dicho tu nombre,
después,
 polinizando la noche,
ha emprendido mi vuelo
de estrella en estrella.

 Teresa Delgado © 2015
Máss trabajos de Teresa aquí
Máss trabajos de Teresa aquí

Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial sin el permiso de la autora. 


CANAL EN IVOOX